El Departamento de Estado volvió a desmentir, y esta vez enfáticamente, las acusaciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en el sentido de que Estados Unidos ayudó a Colombia en la captura en Caracas del líder de las FARC, Rodrigo Granda.

Robert Zimmerman, un vocero de la Subsecretaría del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, en declaraciones exclusivas a la Voz de América, dijo que las acusaciones de Venezuela son falsas y sin fundamento.

El portavoz afirmó que Estados Unidos no tuvo ningún papel en la captura del líder guerrillero Rodrigo Granda.

Zimmerman dijo que el presidente Chávez no ha mostrado ningúna evidencia de la vinculación estadounidense porque no la hay.