Dos trenes chocaron en el norte de Los Angeles, y las autoridades informaron que por lo menos nueve personas murieron y unas 200 resultaron heridas.

El accidente ocurrió antes del amanecer de hoy miércoles en la ciudad californiana de Glendale.

Randy Adams, juez de policía local, afirmó que un tren que se dirigía en dirección sur chocó contra un vehículo que se hallaba en las vías férreas, se descarriló, y chocó a su vez con otro tren que viajaba en dirección opuesta.

Imágenes de video muestran a ambos trenes descarrilados y con grandes daños, mientras trabajadores de socorro asisten a los heridos y los trasladan a hospitales.