Arizona se transformó en el primer estado de Estados Unidos en requerir que las personas muestren prueba de ciudadanía cuando se registran para votar.

La ley entró en efecto el martes después de haber sido votada en noviembre y aprobada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Los potenciales votantes tendrán que presentar un certificado de nacimiento, documentos de naturalización u otra prueba de ciudadanía antes de poder registrarse para votar.

Los que respaldan la nueva ley dicen que impedirá el fraude electoral, mientras que los oponentes dicen que entorpece la participación de las minorías en las elecciones.

Arizona es uno de los varios estados del suroeste de Estados Unidos que enfrentan problemas con inmigrantes ilegales que cruzan la frontera desde México.