Un tribunal de Amsterdam inició las audiencias previas al caso del hombre de ciudadanía holandesa-marroquí, quien presuntamente habría asesinado al conocido cineasta Theo van Gogh.

El acusado, Mohammed Bouyeri, no se encontraba presente en el tribunal durante la audiencia.

Los fiscales señalaron que Bouyeri disparó contra el cineasta varias veces en noviembre pasado, cuando se trasladaba en bicicleta a su trabajo en Amsterdam.

Luego lo acuchilló y dejó una carta adherida a su cuerpo. Ellos creen que el ataque fue en respuesta a las críticas del cineasta contra el Islam y el tratamiento que dicha cultura otorga a las mujeres.

El sospechoso también será acusado de intento de asesinato, de terrorismo y de amenazar a un político.

Algunas otras acusaciones incluyen amenazas del acusado contra la legisladora holandesa nacida en Somalia, Ayaan Hirsi Ali, quien redactó el libreto del filme de Van Gogh.

El asesinato de Van Gogh motivó ataques sectarios contra mezquitas, colegios religiosos e iglesias en Holanda.