China dio a conocer que su economía creció a una tasa extraordinaria del 9,5% el año pasado.

El gobierno de Beijing informó que el Producto Interno Bruto totalizó más de un billón de dólares en los pasados 12 meses.

Las inversiones en activos fijos, que son una indicación de cuánto ha estado gastando el gobierno en importantes proyectos de infraestructura, aumentaron más de un 25 por ciento en relación a 2003.

Las ventas al detalle de productos al consumidor aumentaron un poco más del 10 por ciento luego del ajuste por inflación. Sin embargo, los precios al consumidor aumentaron casi un 4 por ciento el año pasado.

El gobierno central de China aumentó las tasas de interés y tomaron otras medidas para disminuir el crédito y el crecimiento de las inversiones con el objeto de desacelerar el crecimiento económico a una tasa más manejable.