Un influyente diplomático estadounidense se dirige al Medio Oriente para sostener conversaciones destinadas a reanudar el proceso de paz, tras la elección de Mahmoud Abbas como nuevo presidente palestino.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que el secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Cercano Oriente, William Burns, parte este martes a Egipto, Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza.

Burns viaja a la región tras haber conversado con representantes de la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia, que junto con Estados Unidos esbozaron el plan “mapa de ruta” hacia la paz.