Un indicador económico ampliamente observado de la confianza del consumidor en Estados Unidos aumentó inesperadamente en enero a su más alto nivel en los últimos 6 meses.

El informe publicado este martes del grupo Conference Board indica que su índice mejoró un 0,7% por ciento para ubicarse en 103,4%.

Los analistas dicen que una mayor confianza del consumidor incrementa las posibilidades de que aumente el gasto por parte de los consumidores.

Eso es importante porque la demanda del consumidor es responsable de las dos terceras partes de la actividad económica estadounidense.

Un informe separado la Asociación de Bienes Raíces señala que la venta de inmuebles que ya han sido habitados aumentó un 9,4%, estableciendo una cifra sin precedentes el año pasado.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces dice que casi 6 millones 700 mil residencias usadas fueron vendidas en Estados Unidos. Las ventas registraron una cifra sin precedentes aunque disminuyeron un poco en diciembre.