Funcionarios en el sur de Afganistán informan que militantes islámicos emboscaron un vehículo de la policía, hirieron gravemente a un alto oficial y dieron muerte a sus dos guarda espaldas.

Al parecer, el jefe de la policía del distrito Ghorak se encontraba viajando a la sureña ciudad de Kandahar anoche cuando su vehículo fue atacado.

Un partidario del Talibán que dijo hablar en nombre del grupo indicó que el Talibán se responsabilizó del ataque.

Las fuerzas encabezadas por Estados Unidos en Afganistán han estado persiguiendo a remanentes del antiguo régimen Talibán y fugitivos de al-Qaeda quienes se cree son responsables de la mayoría de los ataques contra la coalición y fuerzas del gobierno.