Investigadores dicen que en septiembre pasado una niña tailandesa que murió de Influenza Aviaria, comúnmente conocida como “moquillo”, probablemente infectó a su madre y a su tía, en lo que sería el primer caso documentado de transmisión de humano a humano del mortal virus.

Los científicos dicen que analizaron las muestras analizadas del virus obtenidas de los tres pacientes y crearon un esquema de la posible exposición al virus y el desarrollo de los síntomas.

Ellos concluyeron que la niña fue la fuente de la infección en el caso de ambas mujeres.

No obstante, los investigadores dicen no haber encontrado pruebas de que el virus del “moquillo” ha cambiado de alguna manera para facilitar la transmisión de humano a humano en el futuro.

El estudio será publicado esta semana en el Periódico de Medicina de Nueva Inglaterra.