El Instituto Geofísico de Ecuador registró desde el pasado jueves once terremotos de magnitud considerable frente a las costas ecuatorianas, lo cual ha mantenido atemorizada a la población del litoral. La agencia AP informa que ante la serie de sismos y aunque no existen informes de daños materiales o víctimas, los habitantes del litoral se muestran preocupados.

Los organismos de sismología han llamado a la calma a la población, asegurando que son sucesos normales y descartan cualquier posibilidad de que se produzca un maremoto, temor persistente por el tsunami del sureste de Asia.

El Instituto Geofísico señaló que "la magnitud de estos eventos es de carácter moderado y por esta razón no es capaz de generar un tsunami".

La mayoría de temblores tuvo como epicentro el mar frente a las costas de Manta, a 260 kilómetros al suroeste de Quito. Cuatro nuevos movimientos ocurrieron anoche, con una magnitud de entre 4,8 y 5 grados.

AP indica que unque la mayor parte de los sismos se produjeron frente a las costas de Manta, también se registraron otros con epicentro en el mar frente a Esmeraldas, 180 kilómetros al noroeste de Quito. El viernes se produjo uno de 4,3 grados y el sábado por la tarde, se registró otro de 4,9.