La Asamblea General de Naciones Unidas conmemora este lunes el sexagésimo aniversario de la liberación de los campamentos de exterminio de la Alemania nazi.

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, dijo que hoy corresponde rendir tributo a las víctimas del Holocausto, a quienes nunca podrá compensarse, por lo menos no en este mundo. Agregó, además, que se debe recordar no sólo a las víctimas de horrores del pasado, sino también hacer esfuerzos especiales por proteger a todos los pueblos que hoy se encuentran ante amenazas similares.

Se trata de la primera vez que Naciones Unidas celebra un recordatorio oficial a nombre de los más de seis millones de judíos y otros que fueron muertos en la Segunda Guerra Mundial.

La sesión especial que durará todo el día incluye discursos del galardonado con el Premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, quien sobrevivió al Holocausto, y los ministros de relaciones exteriores de Israel y Alemania.

La sesión especial de hoy se produce tres días antes de la fecha exacta del aniversario de la liberación del campamento Auschwitz-Birkenau en Polonia el 27 de enero de 1945, por tropas soviéticas