El Secretario del Relaciones exteriores británico, Jack Straw, se encuentra en Washington, donde se prevé que subraye que la diplomacia es la mejor manera de enfrentar los planes nucleares de Irán.

Straw sostendrá conversaciones con la Secretaria de Estado designada, Condoleezza Rice, quien mantiene la postura del gobierno, en el sentido de que es necesario aplicar mayor presión sobre Teherán.

Las autoridades estadounidenses creen que Irán ha estado desarrollando secretamente un programa de armas nucleares, acusación que Irán niega. La Casa Blanca afirmó la semana pasada que no descarta acciones militares para limitar la capacidad nuclear de Irán.

Gran Bretaña, Francia y Alemania han encabezado los esfuerzos diplomáticos para persuadir a los iraníes a abandonar las gestiones de enriquecimiento de uranio.

También se prevé que las conversaciones de Straw en Washington aborden las elecciones iraquíes, un asunto respecto al que Londres y Washington están más de acuerdo.