Casi mil soldados japoneses se incorporarán a las operaciones de recuperación del tsunami ocurrido en la provincia indonesia de Aceh, donde se espera que trabajen para mejorar la situación sanitaria e impedir el brote de enfermedades como consecuencia del sismo y las devastadoras olas del mes pasado.

Las autoridades japonesas dieron a conocer que aún no se ha decidido cuánto tiempo los soldados permanecerán emplazados en la zona del desastre.

La misión de ellos en Indonesia, que fue ocupada por las fuerzas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial, ha atraído la atención de todo el mundo.

Las autoridades indonesias dicen que las gestiones de emergencia están finalizando en las zonas más afectadas del norte de la isla de Sumatra, y fuerzas militares de Estados Unidos y otras naciones que vinieron a la provincia de Aceh para ayudar en labores de rescate se están preparando para abandonar el país.

Trabajadores de socorro de la ONU esperan que la operación de recuperación del maremoto en Aceh pase eventualmente a control civil.