Las naciones del Sudeste Asiático prometieron trabajar juntas para ayudar a la industria turística del país a recobrarse del tsunami del mes pasado.

Después de un día de conversaciones en la isla malasia de Langkawi, los ministros de turismo y altos funcionarios de los 10 países miembro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático dijeron que el número de visitantes se ha reducido drásticamente desde el desastre.

Los delegados aún no han acordado un plan de acción, pero dijeron que probablemente éste incluirá un esfuerzo para eliminar ideas erróneas acerca de la extensión de los daños provocados por el tsunami.