Fuerzas de seguridad palestinas comenzaron a tomar posiciones estratégicas en la Franja de Gaza en un esfuerzo por impedir que extremistas palestinos ataquen a Israel con cohetes y morteros.

Funcionarios palestinos dijeron que entre dos mil tres mil policías paramilitares fueron emplazados en ciudades del norte de Gaza así como en campos y huertos cercanos que los extremistas han usado para disparar morteros hacia territorio israelí.

El emplazamiento de fuerzas palestinas llevado a cabo este viernes es visto como el primer paso de una renovada cooperación en temas de seguridad entre Israel y la administración del nuevo presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.