Rumania recordó a las víctimas judías del facismo en el sexagésimo cuarto aniversario de un levantamiento anti gubernamental a cargo de la pro nazi Guardia de Acero.

Miembros de la comunidad judía de Bucarest se unieron a funcionarios en la principal sinagoga de la capital este jueves para homenajear a los muertos durante la breve revuelta facista.

Los participantes también encendieron seis velas para recordar a los seis millones de judíos víctimas del holocausto nazi.

El 21 de enero de 1941, la llamada Guardia de Acero inició un levantamiento contra el gobierno de Ion Antonescu. Más de dos mil judíos fueron arrestados y varios negocios y residencias judías fueron destruídas.

El gobierno controló la revuelta dos días después, pero la política anti semita del gobierno de Antonescu condujo a la deportación y las muertes de centenares de miles de judíos y gitanos.