El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, prometió reconstruir la provincia de Ache, devastada por el tsunami del 26 de diciembre.

Yudhoyono hizo la promesa luego de las oraciones del viernes en una mezquita de Banda Aceh, la capital provincial. El mandatario participó en los servicios religiosos para conmemorar la Fiesta del Sacrificio, el día más sagrado del islam.

Yudhoyono dijo a miles de devotos que es hora de que todos en Aceh se unan tras el desastre del tsunami. La región ha sido objetivo de actividad insurgente durante tres décadas.

La norteña isla de Sumatra fue la porción de tierra más cercana al gigantesco sismo de magnitud 9 que generó el catastrófico tsunami del mes pasado.

Las gigantescas olas causaron la muerte a más de 220 mil personas en la cuenca del océano Índico, pero el número más alto de víctimas, unas 160 mil entre hombres, mujeres y niños, pereció en la provincia indonesa de Aceh.