El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, sostuvieron conversaciones que incluyeron la disputa diplomática entre Bogotá y Caracas.

Los dos mandatarios se reunieron en el pueblo colombiano de Leticia para analizar el impasse sobre la captura de un líder de las FARC en Caracas el mes pasado.

Brasil y México han ofrecido mediar en la disputa que comenzó después que Colombia reconoció haber pagado a caza fortunas para capturar a Rodrigo Granda.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que Colombia violó la soberanía de su país. La semana pasada Venezuela congeló las relaciones comerciales con Colombia y llamó a su embajador en Bogotá.

Las autoridades colombianas dicen que planean enviar a Caracas pruebas de que los guerrilleros colombianos están en territorio venezolano.