El Banco Central de Brasil subió su tasa de préstamo por quinto mes consecutivo con el propósito de controlar la inflación.

La comisión de política monetaria del banco subió la tasa en medio punto a 18,25%.

Cuando la tasa fue aumentada a 17,75% el mes pasado, los economistas dijeron que la medida fue necesaria para hacer que la inflación concordara con el objetivo del banco de 5,1% para este año.

La tasa de interés clave de Brasil es una de las más altas del mundo.