Insurgentes en Iraq secuestraron ocho chinos y los amenazaron de muerte.

Al-Jazeerah transmitió un video este martes en el que aparecen los rehenes y donde los secuestradores los amenazan de muerte a menos que, y citamos textualmente, “China aclare su participación en Iraq.” Funcionarios chinos dicen que los hombres son trabajadores de la construcción.

La cancillería china informa estar profundamente preocupada por el secuestro, destacando que el país siempre ha demostrado amistad, simpatía y apoyo hacia el pueblo iraquí.

También este martes se informó del secuestro de un libanés. Otros dos libaneses se encuentran en rehenes en Iraq.

Mientras tanto, secuestradores liberaron al arzobispo Basile Georges Casmoussa, de la Iglesia Católica Siria en la ciudad norteña iraquí de Mosúl.

Él fue secuestrado el lunes, pero dijo que había sido tratado bien por sus captores.