Venezuela rechazó las acusaciones de la nominada a secretaria de estado, Condoleezza Rice, de que interfiere en los asuntos de otros países latinoamericanos.

Hoy miércoles, en una conferencia de prensa en Caracas, el ministro de relaciones exteriores Alí Rodríguez calíficó los comentarios de Rice como "inaceptables".

Rodríguez negó que el gobierno del presidente Hugo Chávez intervenga en asuntos de otros países y acusó a Estados Unidos de tratar de inmiscuirse en los asuntos de Venezuela.

Rice hizo sus comentarios el martes durante su audiencia ante el Senado de Estados Unidos para la confirmación en el cargo. Ella describió al gobierno de Chávez como una "fuerza negativa" que afecta a otros países y suprime las voces que se le oponen.

Dijo, además, que la relación entre el líder cubano Fidel Castro y el izquierdista Chávez ha sido bastante "problemática".

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela han sido tensas desde que Chávez asumió el poder en 1999.