Los precios mundiales del petróleo llegaron este martes a su nivel más alto desde fines de noviembre debido a las bajas temperaturas en Estados Unidos, el aumento en la demanda y la reducción en la producción.

Los precios del crudo para entrega a futuro subió a 49 dólares el barril en Nueva York.

Analistas dicen que temperaturas más bajas de lo habitual en partes de Estados Unidos están aumentando la preocupación sobre suministros en el principal mercado mundial de aceite para calefacción.

La Agencia Internacional de Energía agregó otro detalle a las preocupaciones de suministro con un pronóstico de que este año aumentará la demanda de petróleo.

Mientras tanto, la OPEP ha reducido su producción petrolera para mantener los precios.