Continúa aumentando el saldo de víctimas fatales tres semanas después que un terremoto y tsunami devastaron el sur de Asia.

Este lunes, Sri Lanka añadió más de 7 mil víctimas a su saldo de muertos, llevando su total a más de 38 mil y a casi 170 mil el saldo general en la región.

El director del Programa Mundial de Alimentos, James Morris, se reunió el domingo con líderes rebelde Tamiles después que el gobierno inicialmente bloqueó el encuentro. Morris dijo que el tsunami probablemente empeoró los ya existentes problemas de malnutrición en la zona.

En Tailandia, los visitantes primeros ministros de Suecia, Finlandia y Noruega encontraron aldeanos que protestaban los planes del gobierno de mudar una improvisada morgue de un templo budista local a la isla Phuket.