Venezuela congeló sus relaciones comerciales con su vecina Colombia, debido a una disputa sobre la captura en Caracas de uno de los mas altos líderes rebeldes colombianos.

El presidente de Venezuela Hugo Chávez anunció la decisión este viernes, señalando que las relaciones serán suspendidas hasta tanto Colombia no presente disculpas por el pago realizado a mercenarios para la captura de Rodrigo Granda.

Colombia había dicho primero que Granda, un miembro del grupo rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, ó FARC, fue capturado en la ciudad fronteriza de Cúcuta el mes pasado.

Pero el gobierno de Venezuela comenzó a cuestionar esa versión y el presidente Chávez dijo esta semana que las autoridades Colombianas mintieron acerca del lugar donde fue capturado Granda. Chávez dijo también que los registros del uso del teléfono celular mostraron que Granda hizo una llamada telefónica desde Caracas, poco antes de su captura.

El jueves, Venezuela llamó a su embajador en Colombia para consultas mientras continúa la controversia.