El Primer Ministro israelí Ariel Sharón ordenó a su gobierno suspender todo contacto con la Autoridad Palestina, luego que un ataque suicida causara la muerte de seis civiles israelíes el jueves.

La oficina de Sharón indicó que los contactos serán suspendidos hasta que el recientemente electo presidente palestino Mahmoud Abbas controle a los militantes y detenga todos los ataques. También se clausuraron todos los pasos fronterizos con Gaza.

Tres militantes palestinos también murieron en el ataque explosivo y con disparos contra el paso Karni entre Israel y la Franja de Gaza. El grupo militante Hamás, el Comité de Resistencia Popular y las Brigadas de Al-Aqsa se atribuyeron responsabilidad. Al-Aqsa tiene conexiones con la facción de Abbás de Al Fatah.

Abbás, que debe prestar juramento el sábado para asumir el mandato, condenó tanto el ataque de los militantes como los mortíferos allanamientos israelíes en los territorios ocupados, señalando que no benefician el proceso de paz.