Un testigo en el juicio a un soldado estadounidense acusado en el escándalo de abuso a prisioneros en la prisión de Abu Ghraib en Bagdad declaró que el especialista Charles Graner a menudo desobedecía órdenes.

En una corte marcial en Fort Hood, Texas, el sargento Brian Lipinski testificó el miércoles que el especialista Graner reiteradamente violaba las regulaciones del Ejército al usar el cabello demasiado largo y hacer cambios no autorizados a su uniforme.

El sargento Lipinski también dijo que el especialista Graner reiteradamente pasó por alto órdenes de permanecer alejado de la soldado de primera clase Lynndie England, a quien presuntamente el acusado embarazó.

Observadores dicen que el testimonio brindado el miércoles podría socavar la defensa del especialista Graner, quien alegó que solo seguía órdenes para facilitar el interrogatorio de los detenidos.

El especialista Graner se ha declarado inocente de cargos de abuso a los detenidos en la prisión. Si es declarado culpable, Graner podría pasar 17 años y medio en prisión.