El empresario británico Mark Thatcher se declaró culpable en una corte de Sudáfrica de haberse involucrado “sin querer” en un fallido golpe de estado en Guinea Ecuatorial.

Una corte en Ciudad del Cabo multó este jueves al hijo de la ex primera ministra británica Margaret Tatcher con 462 mil dólares y una suspendida condena de prisión de cuatro años. El acuerdo permitirá que Thatcher salga del país.

Thatcher también acordó cooperar en futuras investigaciones relacionadas con el complot para el golpe.