El presidente interino de Iraq, Ghazi al-Yawar, y el presidente de Francia, Jacques Chirac, sostuvieron conversaciones en París con el fin de fortalecer los vínculos entre ambos países.

Funcionarios franceses expresaron su firme intención de ayudar a las autoridades iraquíes a derrotar la insurgencia, instalar instituciones democráticas y estabilizar a ese país devastado por la guerra.

El viaje de al-Yawar se produjo faltando poco más de dos semanas antes de las elecciones generales del 30 de enero en Iraq.

Se prevé que en las reuniones se incluya el tema de la desaparición de la periodista francesa Florence Aubenas en Iraq. Ella y su intérprete desaparecieron el cinco de enero.