El Ejército israelí informó que un civil fue muerto y tres soldados resultaron heridos cuando extremistas palestinos detonaron un coche bomba cerca de un asentamiento judío en la Franja de Gaza.

El grupo extremista Jihad Islámico se atribuyó la responsabilidad por el ataque de este miércoles cerca del pueblo de Rafah, indicando que dos de sus miembros fueron muertos en el incidente.

Anteriormente, fuerzas israelíes arrestaron a cuatro presuntos extremistas en una operación cerca de la ciudad de Gaza.

Este martes, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, dijo que pronto tiene pensado proponer una reunión con el recientemente electo presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, para analizar la reactivación del largamente estancado proceso de paz.

Sharon también llamó por teléfono a Abbas para felicitarlo por su victoria.

El presidente Bush invitó a Mahmoud Abbas a la Casa Blanca.

Abbas será juramentado hoy como nuevo presidente de la Autoridad Palestina.