El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Ivanov, se reunió con el presidente George Bush y el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, este martes, para discutir la lucha contra la diseminación de armas de destrucción masiva y otros temas.

El funcionario ruso señaló que sus conversaciones con el mandatario abarcaron los vínculos ruso-estadounidenses y la reunión cumbre del mes próximo con el presidente Vladímir Pútin en Eslovaquia.

Ivanov dijo que él y Bush también consideraron el programa nuclear de Irán. Indicó que aseguró a Bush que el combustible gastado por la planta nuclear construida por Rusia en Bushehr, Irán, será enviado de retorno a Rusia para ser reprocesado. Autoridades estadounidenses temen que Irán use el combustible como parte de un posible programa de armas nucleares.

Luego de dialogar con el secretario Rumsfeld, Ivanov señaló que los gobiernos de Moscú y Washington están próximos a acordar controles más estrictos en la exportación de plataformas portátiles de lanzamiento de cohetes antiaéreos.