Investigadores chilenos allanaron la oficina del ex dictador Augusto Pinochet en Santiago e incautaron documentos en conexión con una investigación de cuentas bancarias secretas en Estados Unidos.

El juez chileno Sergio Muñoz encabezó la búsqueda, que el abogado del general retirado describió como ilegal e inconstitucional.

El juez investiga el origen de hasta ocho millones de dólares en cuentas secretas que las autoridades dicen el general Pinochet tuvo en el Banco Riggs en Washington entre 1994 y 2002.

El allanamiento tuvo lugar mientras el ex dictador de 89 años permanece bajo arresto domiciliario por cargos de secuestro y asesinato.