Un memo de la Casa Blanca sobre la seguridad social, filtrado a la prensa, dice que el presidente Bush debe considerar reducir los beneficios a los futuros jubilados.

El director de iniciativas estratégicas del presidente, Peter Wehner, advierte en el memo de serias consecuencias económicas si no se reducen los beneficios del seguro social.

Wehner dice que aprobar tales reformas significaría uno de los logros conservadores jamás obtenido por un gobierno conservador.

Algunos demócratas dicen que el memo muestra que la administración recurrirá a tácticas intimidantes para presionar por reformas.

El portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, restó importancia al memo, indicando que solo tiene la intención de describir los desafíos que enfrenta el programa federal.

McClellan enfatizó que el presidente no ha decidido cómo cambiar el sistema de jubilación.