El comandante de las fuerzas multinacionales en Bagdad dice que la coalición está teniendo éxito en la lucha contra los insurgentes, pero que la violencia posiblemente continuará a medida que se acercan las elecciones del 30 de enero.

El General de Brigada Peter Chiarelli, dijo hoy en Bagdad que la coalición está luchando contra “un enemigo violento y sin remordimientos” que trata de impedir las elecciones porque teme lo que el pueblo iraquí pueda decir en las urnas.

Sin embargo, pese a la violencia, el General Chiarelli dice que ha habido una mejora gradual en la situación en Bagdad, particularmente en conflictivos lugares como Ciudad Sadr, donde la reconstrucción ha reemplazado a la rebelión.

Chiarelli también dijo que un mayor número de iraquíes está brindando datos de inteligencia útiles, y que aunque continúan los incesantes ataques contra las fuerzas de seguridad del país, los iraquíes continúan queriendo formar parte de la Guardia Nacional y a la policía.