Un juez federal de Estados Unidos ordenó la detención sin derecho a fianza del alto dirigente rebelde colombiano Ricardo Palmera, mientras espera su juicio por acusaciones de narcotráfico y terrorismo.

El magistrado Thomas Hogan emitió el fallo este miércoles en Washington, argumentando que hay riesgo de fuga de parte de Palmera, de 54 años de edad.

La decisión fue tomada pocos días después que el indiciado, dirigente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, fue extraditado a Estados Unidos.

El mes pasado, el gobierno colombiano advirtió que Palmera, también conocido como Simón Trinidad, sería enviado a Estados Unidos, a menos que las FARC cumplieran el plazo límite del 30 de diciembre para la liberación de 63 detenidos. Los insurgentes no respondieron al ultimátum.

Las FARC demandan la liberación de cientos de sus camaradas encarcelados a cambio de los rehenes, entre ellos tres ciudadanos estadounidenses.