Funcionarios estadounidenses expresaron esperanza de que la cooperación en las gestiones de socorro por el maremoto en Indonesia y Sri Lanka ayudarán a mejorar el diálogo de paz entre las facciones beligerantes en cada uno de esos países.

En Jakarta, el secretario de Estado, Colin Powell, dijo este martes que espera que la crisis cree aperturas y oportunidades para un mejor diálogo político entre el gobierno de Indonesia y los separatistas de la provincia de Acéh, y entre autoridades de Sri lanka y los rebeldes Tigres Tamil.

Los gobiernos y grupos insurrectos de ambas naciones hicieron declaraciones reconciliadoras poco después del maremoto del pasado 26 de diciembre.

No obstante, los Tigres Tamil acusaron a funcionarios de Sri Lanka de negarles ayuda, y los insurgentes en Acéh acusaron al gobierno de Jakarta de una acción similar.

Indonesia y Sri Lanka son los dos países más afectados por el maremoto de la semana pasada.