La Primera Ministra de Nueva Zelanda Helen Clark anunció que su país incrementó a más de 7 millones de dólares la ayuda a las naciones afectadas por el maremoto de la semana pasada.

El dinero se agrega al apoyo que ya han proporcionado las fuerzas de defensa y otras entidades de Nueva Zelanda.

Clark expresó que su país podría aumentar aún más su ayuda, a medida que el gobierno de Wellington enfrente la crisis humanitaria del Sudeste asiático.

Helen Clark y el canciller Phil Goff representarán a Nueva Zelanda en la reunión cumbre de emergencia que tendrá lugar este jueves en Indonesia.

Por lo menos tres neozelandeses murieron en el maremoto y centenares siguen desaparecidos.