Manifestantes en Argentina pidieron la renuncia del alcalde de Buenos Aires tras el incendio en un club nocturno que causó la muerte a por lo menos 182 personas.

Cientos de manifestantes tomaron las calles acusando al alcalde Aníbal Ibarra y su gobierno de no cumplir las normas de seguridad.

El domingo, el jefe de seguridad urbana de la ciudad, Juan Carlos López, fue el primer funcionario en renunciar a raíz del siniestro.

El club nocturno en Buenos Aires tenía permiso para poco más de mil personas, pero había muchos más cuando estalló el incendio el jueves por la noche.

Más de dos mil personas trataron de escapar del incendio, pero según las autoridades locales, 4 de las salidas estaban cerradas con llave. El dueño del club fue arrestado y acusado de homicidio impremeditado.