Fuerzas de seguridad en Perú se han ubicado en posición de retomar una estación de policía capturada por un grupo de ex – soldados.

La televisión local ha mostrado a grupos de efectivos militares armados desplazándose cerca de la estación de policía en la región de Andahuaylas.

La acción tiene lugar horas después que el oficial retirado del ejército Antauro Humala, el líder de los soldados disidentes, rechazara una oferta de rendirse a las autoridades.

Humala dijo que cambió sus planes de rendición porque el gobierno violó su acuerdo de no movilizar tropas cerca de la estación policial.

El exoficial militar dijo que no negociará con el gobierno hasta que una comisión de alto nivel que él solicitó, llegue desde Lima.

El grupo pide la renuncia del presidente Alejandro Toledo, al que acusa de corrupción.