Fuentes oficiales en Buenos Aires informan que por lo menos 175 personas han muerto y más de 600 resultaron heridas en un incendio que arrasó una repleta discoteca en esa capital.

Autoridades locales y federales argentinas dicen que el siniestro comenzó a últimas horas del jueves, durante un concierto en un popular club, al que asistían más de 2 mil jóvenes.

Testigos afirman que el incendio comenzó cuando alguien lanzó una luz de bengala al cielo raso del club, el cual estaba cubierto de goma espuma.

Eso hizo que brasas cayeran sobre la multitud y que el lugar se llenara de una densa humareda, la cual provocó una estampida, cuando las personas trataban de encontrar las salidas.

Según testigos, varias de las salidas estaban bloqueadas, lo que socavó los intentos de escape y rescate.

El desastre es similar a uno ocurrido en 2003 en un club nocturno en el estado de Rhode Island, en el este de Estados Unidos. Cien personas perecieron en el siniestro.