Funcionarios estadounidenses dijeron que el secretario de Estado adjunto, Richard Armitage, viajará a Turquía, Jordania y Siria esta semana para conversar sobre ayuda que se brindará a Irak para los preparativos de la elección del próximo 30 de enero.

Las autoridades agregaron que Armitage apelará a funcionarios de los tres países de mayoría musulmana sunita que estimulen a los sunitas iraquíes a votar. Funcionarios estadounidenses están preocupados de que la minoría sunita iraquí boicotee la elección y quede mal representada en el nuevo gobierno de la nación.

En Siria, se anticipó que Armitage hablará con funcionarios en Damasco acerca de los que opina el gobierno de Washington sobre el refugio que da Siria a ex elementos del régimen de Iraq.

También este martes, el Secretario de Estado, Colin Powell, dijo que los iraquíes quieren un gobierno libremente electo e instó al pueblo de Iraq a ejercer el sufragio, a pesar de las amenazas de violencia.