Los organismos de ayuda internacionales hacen esfuerzos por hacer llegar alimentos, agua potable y suministros de emergencia al sur de Asia, donde millones de personas quedaron sin hogar y hambrientos tras la tragedia del domingo.

La ONU dijo que la operación humanitaria es la mayor que ha visto el mundo.

Voceros de Naciones Unidas calculan que el desastre costará miles de millones de dólares y el Secretario General Kofi Anan dijo que el organismo mundial presentará una solicitud formal para contribuciones internacionales la próxima semana.

El canciller alemán Gerhard Schroeder dijo que hará una propuesta a los países donantes internacionales para suspender temporalmente de las deudas de Indonesia y Somalia.