En Colombia, las autoridades informaron que el gobernador del Departamento de Arauca escapó ileso, después que una bomba estalló cerca de su oficina en la capital departamental.

Funcionarios señalaron que el artefacto explosivo, detonado a control remoto, fue emplazado en una alcantarilla cerca de la oficina del Gobernador Julio Enrique Acosta. El estallido rompió ventanas en el edificio pero nadie salió herido.

Nadie asumió responsabilidad por el ataque. Tanto grupos rebeldes de izquierdo como paramilitares de derecha mantienen actividades en la rica región petrolera de Arauca.