Finalmente llegaron los suministros y alimentos a la Estación Espacial Internacional.

Una nave rusa no tripulada se acopló la noche del sábado con la Estación Espacial llevando 2 toneladas y media de carga, incluyendo alimentos y regalos.

La tripulación integrada por el estadounidense, Leroy Chiao, y el ruso, Salizan Sharipov, habían estado racionando sus alimentos desde que se detectó la escasez a principios de mes.

Ya se habían hecho planes de abandonar la estación espacial si no recibía los suministros para fines de diciembre.

Funcionarios espaciales están investigando cómo los dos tripulantes llegaron a esa situación.

La nave de carga rusa es la única manera de llevar suministros a la estación espacial mientras el programa estadounidense de transbordadores permanece suspendido.