Sigue sin conocerse la suerte de miles de turistas extranjeros que pasaban vacaciones en el sur de Asia.

Ciudadanos de varios países europeos, Estados Unidos, Australia, Corea del Sur, Japón, México y Sudáfrica están entre los desaparecidos y muertos.

Más de 70 turistas extranjeros perecieron en Sri Lanka. Las autoridades tailandesas están ofreciendo boletos gratis a los turistas para que regresen a sus países de origen.