Dos laboratorios rivales anunciaron que trabajarán juntos en la elaboración de la primera píldora que sería administrada una vez al día para el tratamiento del VIH, el virus que causa el Sida.

Bristol-Myers Squibb y Gilead Sciences dieron a conocer que colaborarán en la combinación de tres diferentes medicinas que se encuentran actualmente en el mercado y la convertirían en una dósis única con el fin de que los pacientes puedan tener mayor facilidad de seguir sus tratamientos.

El tratamiento en la actualidad requiere que los pacientes consuman varias píldoras al día.

Cuando una de las dosis no se administra se facilita la mutación del virus y se hace resistente a las medicinas.

Hasta ahora no se ha logrado la cura del Sida o el VIH.