El Ejército israelí informó que un cohete disparado por militantes palestinos hizo blanco a una sinagoga en un asentamiento judío de la Franja de Gaza, destruyendo el edificio, pero sin dejar víctimas.

El ejército dijo que el cohete tipo Qassam alcanzó a la sinagoga en el asentamiento de Netzarim, durante las oraciones de la mañana de este martes.

Los militantes palestinos frecuentemente disparan cohetes de fabricación propia, que son muy imprecisos, con la finalidad de alcanzar a puestos del ejército israelí o contra los asentamientos judíos en Gaza, y también contra la región norte de Israel.