El primer ministro británico, Tony Blair, realizó una visita sorpresiva a Iraq, donde se reunió con el primer ministro interino, Iyad Allawi, en Bagdad, y visitó a las tropas británicas en la sureña ciudad de Basora.

Al hablar en una conferencia de presna con Allawi, Blair expresó esperanza de que todos los iraquíes participen en las elecciones del mes próximo. Blair se refirió a los funcionarios electorales del país como “héroes que están arriesgando sus vidas” para crear un Iraq democrático.

El domingo, hombres armados en Bagdad sacaron a tres trabajadores electorales iraquíes de su vehículo y los ejecutaron en plena luz del día.

Esta fue la primera visita de Blair a Bagdad. Blair había visitado previamente a las tropas británicas estacionadas en los alrededores de Basora.

El primer ministro británico tiene previsto continuar su gira por Israel y Cisjordania.