Se informa que Estados Unidos destacará oficiales militares en su oficina de enlace en Taiwán, revirtiendo la política de un cuarto de siglo de usar contratistas civiles de defensa en la isla.

La revista Jane dio a conocer que a partir de mediados del año próximo, personal militar activo reemplazará a los contratistas civiles en la embajada de facto de Washington en Taipei, representada por el Instituto Americano de Taiwán.

La medida representa la anulación de una vieja política y probablemente fortalezca las relaciones militares con Taiwán.

La publicación dice que Washington está ahora menos preocupado por cualquier protesta potencial de China en medio de un creciente malestar por las ambiciones militares de Beijing en la región.

Estados Unidos cambió su reconocimiento diplomático de Taipei a Beijing en 1979, pero ha seguido siendo el principal proveedor de armas de la isla.