El presidente George Bush promulgó este viernes un hito legislativo que hará grandes cambios en las agencias de inteligencia de Estados Unidos. El mandatario calificó la ley como la más importante renovación de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos en más de 50 años.

Agregó que el proyecto legislativo, aprobado por el Congreso a principios de este mes, ayudará a proteger a los estadounidenses de lo que calificó “redes sin estado” y “asesinos que se ocultan en nuestras propias ciudades”.

La ley tiene el propósito de modernizar el compartir información entre las 15 organismos de inteligencia del país. También creará un Centro Nacional de Contraterrorismo y un Director Nacional de Inteligencia para supervisar a todas las agencias de inteligencia, incluyendo a la Agencia Central de Inteligencia.

La medida fue resultado de las recomendaciones de una comisión independiente que investigó los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos.