Una incursión militar israelí en la franja de Gaza dio muerte a siete palestinos –menos de 24 horas después que el primer ministro israelí, Ariel Sharón, declarara que ahora había una oportunidad única para la paz entre Israel y los palestinos.

Los militares israelíes declararon este viernes que la redada en el campamento de refugiados de Jan Younis fue en respuesta a ataques de mortero palestinos contra los asentamientos judíos cercanos. Más de una decena de otros palestinos resultó herida en el ataque, que incluyó fuego de un tanque y de helicóptero.

En otro acontecimiento, funcionarios israelíes dijeron que el principal partido de la oposición, el Laborista, ha acordado unirse a la coalición del partido Likud de Sharón, para formar un gobierno de unidad nacional. El acuerdo se espera que se formalice en domingo, y le daría a Sharón el apoyo que necesita para implementar su plan de retirada de Gaza el año que viene.